jueves, mayo 08, 2008

Explosión toráxica


No creo en la fugacidad de esta ciudad
ni en los lamentos propios del gris paisaje,
- esas voces tristes que llenan los silencios -

Me detendré un momento
y esbozare mi sonrisa
para regalártela.
Esta vez los lirios,
se arrojaran lejos.

No hay tiempo para flores
ni siquiera sé si me agradan
- su tenacidad reacia a mi persona -

¿Me acompañaras a perder la ciudad?
¿O seguiremos el camino
de las librerías
atestadas lo que algún día será nuestro?

Olvidaremos un momento,
los ruidos molestos de las calles
- nada más bello que el silencio que se siente -

Coge la mano aplastada por la mediocridad,
aquella suma de huesos que no sostienen la pluma..
Sostenla, por favor sostenla

Juro llevarte a pasear
por todas las esquinas de los montes,
por las callejuelas históricas
- a tomar café en medio de la noche -

10 boinas han plasmado su saliva:

Anacleta dijo...

Hola. Tenia tiempo sin pasar por acá. Y es hermoso, cuando vuelvo. Tu poesia me llega. Porque se ve que te sale de las tripas.
Paricularmente, me llevo de recuerdo el ultimo parrafo.
Saludos :O)

Anónimo dijo...

prometeme que la proxima vez que te vea, podrás regalarme esto a mí

am_arte dijo...

en un ejercicio histórico, de lo cual me declaro incompetente y con iniciativa (eso es peligroso) he trazado un antes y un después de latidos: tu sonrisa... te quiero tuya...

Anacleta dijo...

Pase a ver si habias actualizado. Y el poema me mostró cosas que no habia visto. Por cada vez que lo lea encontrare algo nuevo y se hara infinito?

Poesía de E. de Santiago dijo...

Querida amiga, el verso se levanta cada vez con más fuerza, se ve disciplina en esta tu pasión, y esperando contar con vuestra presencia en alguna tertulia, para declamar esta poesía, o quizás solamente para compartir un vinicius(vino)

Delirius Jeje Je dijo...

No sé si el diseño influyó.. pero realmente está bueno tu blog.

Salu2

RIPNE dijo...

No había venido jamás, Cote y lo encontré magnifico.
Será porque yo también disfruto de rehuirle al ruido pero en una ciudad con ruido permanante y agobiante, también disfruto de caminar las calles de noche, de disfrutar un café a la interperie cuando todos prefieren esconderse...
Me gustó, muy buen plasmado.

Isidora dijo...

Oh! Un paseo, qué entretenido.
Besos, querida.

Santiago Paz dijo...

El título es como si fuera un terrorista con una bomba atada al pecho, que requiere atencion y si no la tiene, volará en miles de pedazos a todos quienes estén a su alrededor y a si mismo.

Algo así se puede desprender del poema y del título: un amor visceral.


atte:
Paz

Gonzalo Del Rosario dijo...

"Sostenla, por favor sostenla Juro llevarte a pasear
por todas las esquinas de los montes,
por las callejuelas históricas
- a tomar café en medio de la noche -"

Será entonces. Extraño Santiago.