lunes, mayo 04, 2009

Oda a Ofelia


¡Ay Ofelia mía!
caída en la desgracia
de los fantasmas ajenos
...convertida en desdicha
en tu mente febril.

Tú, querida mía,
arrojada al foso desierto,
rodeada de flores amarillas
untadas en el lago de tu ensueño
¡calamitoso panorama!
verte yacer en el espanto
incomprendida mortal..

Ofelia de mi vida,
te rezo soliloquios nocturnos
olvidándome de mis tormentos
¡el rey, mi padre, muerto!
¡Ofelia, la amada, muerta!
Y no queda venganza suficiente
que inmole al destino.

Dinamarca ha enlutado el corazón
ha vertido en tu vientre
la última lágrima;
aquella que te vio llenar la vida de agua.

¡Mi princesa ha enloquecido!

Te ha llevado el mago azaroso
con artilugios ambigüos,
impenetrables los aullidos
de los cuervos asomados en tu cuarto.
Aquel que clama en tu ausencia,
desprovisto de la femenina fragancia de tí,
mi Ofelia.

¡Ay Ofelia mía!
Desconsiderada en vuestra ambivalencia,
me dejas solo con el destino cruel
y el reinado solitario...

No me sonrías así,
esperadme junto a mi padre...
Te aclamo en mis llantos
te sigo en tu delirio
te sigo post-mortem,
convirtiendo el polvo en polvo.

3 boinas han plasmado su saliva:

ana carolina dijo...

te admiro...

Santiago Paz dijo...

Ay, la locura.


Beijos.


Santiago.

anita dijo...

Ofelia me recuerda a la niñita de El laberinto del fauno


:)