viernes, enero 12, 2007


Tus ojos pertenecen a una nube solitaria,

Envuelta en un aire limpio y bailarín

Que va buscando reposar en alguna montaña

Cubierta de una nieve tan pulcra como tú.

Tus manos pertenecen a un papel

A medio pintar,

Repleto de trazos perfectos

Que te contienen en sus formas.

6 boinas han plasmado su saliva:

Elisa dijo...

Aaaah, bonita etapa por la que pasas!!!

te tinca si nos juntamos alguna vez durante las vacaciones?? Siento que hace años que no te veo! No te hagas de rogar tanto!!

Te ectraño, pasalo INCREIBLE y lleva negra del brasil!!!!!!

Anotame 10 puntos, deje saliva en tu blog!

Nadie dijo...

Hermosas palabras las que pronuncias, me gustan las poetizaciones que realizas, buen trabajo, espero seguir leyendo vuestros frutos.

Bohemia dijo...

Hermosa descripción...poética, sencilla y muy bonita...

gonzalo dijo...

de alfún modo, pertenece más a tus sueños, que a su propia piel.

José M. dijo...

Esta vez te tocará esperar a ti mis respuestas. El que espera busca y el que viaja entrega. Cuídate mucho, me habría gustado verte antes de partir. Muchos textos que entregar, quizás ninguno realmente digno. No es a Nueva Guinea, pero será un viaje agradable de todos modos (de hecho ni siquiera estoy seguro de que ir a Nueva Guinea sea agradable)

Llevo libros –no diré cuales por que me haría sentir desnudo en un espacio tan publico como este- solo sé que probablemente al menos uno me recordará a ti. No sé si te sacia eso (a mi en lo personal un solo libro no me dejaría conforme, soy alguien exigente)

Me gustaría leerte ¿me harías el honor de escribir-me?

Yo aprovecharé de nada en el mar. También saldré a andar en bote.

No quise mandar un mail por que actualmente te escribo una carta y en cierto modo hasta que te envíe eso el correo electrónico se ve algo desvirtuado para mi (no obstante no te ofusques, de no enviarla durante este fin de semana escribiré algo a través del computador)

Te buscaré durante estos días ausentes, los últimos siempre son los peores. Te buscaré, y te encontraré de alguna forma antes del día previsto, estoy seguro.

Besos.
T, Jose M.

PD: Espero este mensaje no te haya producido algún grado de incomodidad, eres libre de eliminarlo si te place, poco me importa su existencia después de que lo hayas leído. No te pediré perdón si te molestó, por que tampoco podría sentirme arrepentido realmente. Te cubro.

José M. dijo...

-Cuéntame un cuento, María José

-¿Que clase de cuento, mien liebeling?

-Uno con final feliz...

-En el mundo eso no existe...

-¿Un final feliz...?

-en efecto.

-pero yo no quiero un final, y menos un cuento de este mundo.

Texto: Jeanette Winterson (modificado por mi, perdón señorita Jeanette -que perverso-)