sábado, marzo 24, 2007

El hombre polilla


Más conocido como Mothman, este ser paranormal es parte de la misma línea de personajes como Drácula, Pie Grande e incluso el Yeti; con la única diferencia de que el hombre polilla si existe y dio mucho que hablar en la cultura sesentera de EE.UU

El hombre polilla empezó con sus apariciones en 1966 cerca de la ciudad de Virginia en EE.UU. Es un hombre corpulento de más de 2 metros de altura, con grandes alas replegadas en su espalda, cubierto de un pelo gris oscuro y con grandes garras como manos. Sobre su cuerpo aparece un polvillo gris que cae en el momento del vuelo. El hombre polilla ha podido predecir grandes catástrofes en la historia de gringolandia, como el asesinato de Martin Luther King y el de Kennedy; estas predicciones las hace a través de llamadas telefónicas a personas desconocidas. Mas esto son sólo detalles de todo su arsenal de extrañezas que rodean al famoso Mothman, ya que sus apariciones en distintos lugares de estados unidos han sido muy numerosas y alarmantes al mismo tiempo.

El grupo de periodistas de “los monos locos” realizaron una profunda investigación, donde a través de radares y un sin fin de tecnología traída de la ex-Valaquia han podido encontrar el refugio del hombre-polilla y luego de el hallazgo lo han seguido por un par de días, sin que éste hombre-insecto se diera cuenta.

“El hombre polilla vive en una casa de árbol en un sauce al sur de Virginia, está construida de pino oregón y está llena de rastros de ampolletas ya vencidas” – nos contaba Gregory Peck, el encargado estadounidense de la investigación – “no sabemos que es lo que come, pero lo hemos podido divisar disfrazado en el Starbuck’s”

Un grupo de científicos investigó tal suceso, descubriendo las propiedades voladoras que contiene la cafeína del Starbuck’s. En el 2007 la investigación realizada por la Universidad de Oxford concluyó que el hombre-polilla aún puede volar gracias a las enormes cantidades de cafeína que consume al día. “El tipo ya tiene unos 60 años, es lógico que necesite estimulantes para conseguir un trabajo” –relata entre risas Gregory Peck.

Los periodistas realizaron el seguimiento totalmente encubiertos sólo para darse cuenta que efectivamente el Hombre-polilla se había convertido en uno de los mounstros folklóricos viejos, tristes y desempleados que han llenado nuestro planeta sin que nadie se diera cuenta. De hecho al inspeccionar secretamente su diario, encontramos una frase que nos preocupó bastante. “Claro, yo no tengo las habilidades del Yeti en la nieve, ni sé chupar sangre como Drácula, soy sólo un insecto que vuela y ahora nadie se sorprende con eso”.

¿Es acaso que el siglo XXI quiere dejar atrás a los clásicos mounstros y cambiarlos por seres aún más fantásticos y poderosos? ¿Nos hemos puesto a pensar en el arduo trabajo que hacen cada día ellos simplemente para asustarlos?

Gregory Peck nos dice: “El ser humano se ha dejado de sorprender, ha muerto la sorpresa, y junto a esta, todos quienes dedicándose a sorprendernos fueron asesinados por nosotros mismos”

16 boinas han plasmado su saliva:

Kathy_Cubi dijo...

Gran paralelo de como la gente que segun la sociedad "ya no sirve" es echada al olvido sin compasión

J. dijo...

"What a mind
melting words!"

Por lo menos,
el último párrafo
me dejó así.

No sé
por qué.

¡Saludos!

BromoLuz dijo...

A recuperar la capacidad de sorprendernos entonces. ya es tiempo de volver a encontrar bonitas a las flores. Saludos de bromito.

Tontograve dijo...

no concuerdo con el sr. Gregory.
La capacidad de sorprenderse es como la esperanza, no se sabe que la tienes hasta que la utilizas.
De heroes, superheroes o metahumanos podriamos no parar de hablar.
La gente ya no se sorprende con superman, pero Batman sigue llenandonos de terror.
Superman es limpio y vuela y saluda, todo muy para afuera.
Batman, es secreto, noche, traumas.
La gente ya dejo de sorprenderse para afuera, quizas.
Ahora se esta sorprendiendo para adentro?
Interesante planteamiento.
Como ya es la costumbre, ante tus palabras, me saco el sombrero.

Anónimo dijo...

jajajajajaj!!!! eres un genio maria josé cumplido!! soy un fanático más!!

Andres Valencia

Herny dijo...

hey qué top tu artículo. estaban tiritando mis piernecitas y luego de esto se detuvieron...

aich y mirando el polvito que dejó una polilla en el monitor de mi pc que maté ayer con mi pulgar.

había visto una película de Richard Gere, media bizarra según yo por el nombre: "el hombre polilla". see u !

monologo dijo...

In cumplida

Tu confianza o la mía?
Resguardado en tu ingenuidad que no es mas que otra certeza, mi especie descanza con su nombre en la confianza que así como el hombre polilla existe, existo Yo, ahora entiendo que la imaginación es de los pobres cuando no pueden vivir una realidad inconsistente como la nuestra.

Tres bananas reales regaladas realmente por un mono.

Jaime Retamal dijo...

borgiano!! genial!!... tiene más sentido un hombre-polilla que un chupa-cabra, más Poe, más noche, más...

Bego Pessis dijo...

mi querida, tienes pasta pa periodita, no había notado ese talento tuyo.
me gusta, me gusta. el hombre-polilla es una invitación a la sorpresa.
me encantó tu reportaje freak, por favor ponlo en la ursulita, el coelgio necesita este tipo de datos..
te quiero bastarda infame y descariñada..
que se te pase esto rápido!
tu cotorra blonda ...

El hombre del tiempo dijo...

La lucidez de la metafora nunca te deja tranquila?
es acaso el hombre polilla o una polilla hombre?

donde están las diferencias?
porque todos nos quedamos en los preconceptos?

Yo aún intento comprender....

marceloide dijo...

Qué grande hombre polilla. Un concepto adelantado a su época.

De alguna forma esto me recordó la ya legendaria transmisión radial de Orson Welles, a fines de los 30s, cuando difundió la noticia ficticia de que habían llegado marcianos a la Tierra. La bromita causó estragos entre la población más crédula (y después de todo, en esos tiempos la radio era cosa tan seria como la Biblia) y luego Welles tuvo q retractarse públicamente.

Definitivamente hemos perdido la capacidá de asombro. Por ejemplo, ya nadie me cree que yo soy invisible. Ni siquiera tú te das cuenta de q te estoy mirando por la ventana. x-D

Triunfa!

Seok4 dijo...

Simpatico el relato. Por qué usas a Gregory Peck? Eso me saco un poco de la historia pues es nombre famoso por otras cosas.
Aca en Paris no hay hombre polilla, el café sabe a naftalina.
Salu2

Jaime Retamal dijo...

te cuento que lo escribi asi pues trato en cierta medida de seguir las pistas escriturales que da Goytosolo en Señas de Identidad...la que cuesta mucho leer por lo demas....sin comas puntos etc....te la recomiendo en todo caso

andréz canario dijo...

hay una foto del mothman volando al ladito de un puente en gringolandia. El otro día lo mostraron por la tv.

Ediciones Hex dijo...

POSTEO PUBLICITARIO

Cuando llegó este texto a las oficinas de la editorial. El grupo de lectura debatía si la narración correspondía a una historia real o fantástica. Mérito de la autora sin duda. Sin embargo quisimos ir más allá e intentamos entrevistar al personaje... Desafortunadamente así nos enteramos que el hombre polilla murió corriendo en una carretera oscura y solitaria cuando corría atraído fototropicamente hacia los focos de un camión.

OF. Relaciones públicas ED.HEX
OF. Publicidad ED.HEX

CONTRAPUNTO PSICÓTICO. Blog recientemente inaugurado... vicítelo! Concurse tb en la Liga de Español Chileno Avanzado pinchando el link LA QUINTA FORMACIÓN DEL ICC. dentro del mismo blog.

ATTE.

Gonzalo Del Rosario dijo...

“El ser humano se ha dejado de sorprender, ha muerto la sorpresa, y junto a esta, todos quienes dedicándose a sorprendernos fueron asesinados por nosotros mismos”

Qué triste la historia del Hombre Polilla