domingo, julio 29, 2007

(Re)Encuentro


Nosotros paseabamos abrazadaos por el Parque Forestal, conversando quien sabe de qué; a veces, nos deteníamos para besarnos o simplemente para mirarnos un rato a los ojos. ¡Cúanto me gustaba tu mirada, era una de las pocas que me daba paz realmente!
La gente nos miraba burlándose, se reían siempre al verme contigo, como si tuvieras algo que no calzara. En todo caso, para mí era muy cierto, ya que yo siempre te decía que eras la persona más enigmática que había conocido. ¡Y te amaba por eso! Te amaba tanto que siempre estaba contigo, pese a todas las burlas extrañas de la gente y sus caras de preocupación. Como si estuvieramos equivocados o haciendo algo malo.

¿Te acuerdas de aquel día que me empezó a doler fuertemente la cabeza?
El doctor me dijo que tu no existías, que eras producto de mi imaginación. Tú estabas ahí conmigo y no me lo negaste, no dijiste nada. Me miraste con esos ojos tuyos rogándome que no te borrara de mi mente, que no me curara de ese mal enfermo de imaginarte en cada lugar.

Yo cumplí mi promesa y escapamos juntos a nuestro jardín hecho de girasoles. Ambos sabíamos que tampoco existía, pero de cierta forma, nos gustaba ser cómplices de esa suerte de inexistencia

24 boinas han plasmado su saliva:

La Palo-ma! dijo...

Este sí que me gustó Josesilla

Bueno, esa huevá media enfermiza que tiene por ahí, se ve bien..

un abrazo gaia jajaja

cata fernández dijo...

Me parece que te gusta el tema de los trastornos mentales.
Personalidad múltiple, esquizofrenia...es algo que he visto repetido en algunos de tus cuentos.

Es interesante...sabes?
Creo que es muy tu. (lo que no quiere decir que tu seas una persona con trastornos mentales)

O si? xD

Graves dijo...

Pero muchísimo mejor que el anterior, con menos concesiones al lector (el párrafo del doctor es una concesión).
Me encantó el final, porque demás me recuerda un muy buen poema que dice que toda mujer que se precie tiene un jardín, al cual, si tienes suerte, te puede invitar algún día.

Gabriel dijo...

Me encanto, que más puede decir:
a)Sublime fomra de expresar el amor y la locura, dos estados de simbiosis exigida...es que para amar hay que estar demente, conceder y sacrificar nuestra vida en favor de otra persona, claudicar la libertad, eregirse en benefactor del otro, rechazar nuestra propia libertad... máximo desprendimiento, un loco suicida que regala, a modo de ofrenda, su dignidad hacia el otro...
b)Te has fijado que todos los locos y dementes son felices y genuinos...es que ellos no responden ni viven del costumbrismo y formalismo social, al contrario, ellos gozan de las fortalezas y castillos en las nubes...tan ligeros y efímeros como ellos...tan grandioso pero inestables como tales..
Siempre me sorprendes siempre..
Un beso
Tu humilde peregrino tuyo

Padyta dijo...

Este relato esta de pelos!!!
me encanta ese rollo sicologico que le introduces a tu scuentos
saluditos!!!

Santiago Paz dijo...

Novios de mentira, gente de mentira, sentimientos de verdad, amor de verdad.

La verdad, opino casi igual que la Palo. El amor nos vuelve algo locos.


Beijos, colega.


atte:
Paz

NEO-RASPUTÍN dijo...

pero habrà un hombre real que proyecte a aquel imaginario? me encantaria ser asi como describes a ese hombre, si me conocieras tal vez te desencantarìas en la realidad. yo en mi imaginacion me veo como ese hombre en un jardìn de girasoles que nunca se van a marchitar

SergioA dijo...

Apuesto que no!
No hay un hombre real para cote.

gonzalo dijo...

extraño la piel que estalla.

Jorge Saavedra dijo...

Ese parque guarda mucho, mucho, mucho

Isidora Cousiño dijo...

Tengo fobia a los pies, siempre escapo mi mirada de ellos. Pero de repente pienso en el jardín de girasoles y no me importa verlos descalzos corriendo por ahí, sobre todo si es con la mano un poco en alto, como sosteniendo la del otro. La de aquel que no queremos dejar, pero que lamentablemente no podemos, porque es parte de nosotros. Somos nosotros.
Besos, te quiero.

un, unos, los Hernán dijo...

Oye no seas así, Yo los ví en el Parque... caminando bajo los árboles, felices que es lo mejor.

matlop dijo...

amiga...que bellos pies!!!!

y te regalo este poemita
que leí descubrí en la nuca de la Palo:

si cambias
el mundo cambia
sin ti
es un ojo vacío!!

abrazos
M:

Carolina dijo...

que lindo texto...me gusta ese lado tuyo de lo eszquizofrenico jaja...

besos gordos

nos seguimos visitando

Vilma P. dijo...

mentime que me gusta

Edge dijo...

Pocas veces lo digo en los blogs... Pero este relato es preciso.

SalU2 y felicitaciones
T.

cabellosdefuego dijo...

explotas lo dulecemente esquizo! :O

yo también tenía un novio al que miraban raro. es que usaba una boina y fumaba pipa. weon raro.


^.^ nada contra las boinas, nena! son lo maximo!

Mustafa Şenalp dijo...

I like your site very much. Thanks for your interest. Have a good day

RAUL dijo...

esta buenoo, me funciona mucho la foto

saludos

Joaco Urrutia dijo...

Amor y locura

Me toca un semestre entero para ver eso. La base de la literatura mundial

Tu post, excelente

Saludos

Sofia dijo...

Buena foto !
Buena estetica para tu blog.

Sigue así, elige bien y pideme ayuda cuando quieras !

Gonzalo Del Rosario dijo...

Yo siempre suelo hablar solo ¿será porque la mayor parte del tiempo me encuentro así? o quizás sólo me siento asíu.

Anacleta dijo...

Que lindo, que lindoooooo


.:::::...:::......:::::.:::....::::.

Elizabeth Rangel dijo...

el amor nos vuelve locos... y sólo quien es tiene cierto grado de locura puede ser realmente feliz...


me encantó !