domingo, julio 01, 2007

Shhhh

Me contabas que te había sucedido denuevo, que habías entrado a esa fiesta sin ninguna expectativa y te la habías encontrado en su mejor vestido sonriendote. Y tú que no pecabas de majadería, no le dijiste nada, ni siquiera eras capaz de mirarla; porque caías siempre ante sus ojos, y ante eso no había nada que hacer. Te sentías culpable de eso, llevabas ese secreto enclaustrado dentro tuyo, y siempre pensaste que no decirle nada te hacía una mierda de persona. Probablemente lo eras.

Entonces, mientras pensabas eso, ella se te acercó y te susurró algo que tú nunca me dijiste. A mi siempre me ocultaste todas estas cosas, siendo que sabías que no te reprocharía algo así. Fue ahí cuando me dijiste que te habías enamorado de ella, pero que no querías decirle.

- Por la misma puta! - me dijiste. Yo te respondi que era una idiotez no confesárselo. Por un momento pensé que recapacitarías y le dirías la verdad, pero no, al final nunca lo hiciste.

Ahora te carcomía el hecho de mirarla, y saber que nunca sería tuya. Te apretaba la garganta, tenerla tan cerca y ni siquiera atreverte a rozarla.

Siempre fuiste idiota - en ese sentido - siempre fuiste cobarde. Por qué ella te quería de la misma forma que tú a ella. Y el estúpido silencio que existió en ese sentido, terminó enloqueciendote.

Y enloqueciste de tenerla tan cerca y no poder decirle nada. Nada. Ni una palabra sobre el tema. Te congelaba el miedo de sentirte fuera de lugar, en otra galaxia. Te daba miedo ir contra las reglas, siendo que siempre pregonaste que eras rebelde.

Años despúes te encontré tomando café en un viejo local en el centro. Ni me miraste, no querías que te preguntara por ella. Me dijiste que la amabas, y que a veces la mirabas a lo lejos, pero nunca ibas a saludarla. Te conté, ese día, que ella también te amo a tí. Pero tú no quisiste creerme, preferías vivir con la idea de que el amor imposible existía de por sí. No querías escuchar esas fracecillas esperanzadoras que decían que el amor imposible, lo es, debido a que alguien lo hizo asi. Terminaste tu taza de café, y me dejaste su foto en la mesa.

Yo te miré salir tranquilamente. Hace años que te amaba, pero nunca te diría nada.

29 boinas han plasmado su saliva:

April's Place dijo...

Thanks for the comments.

SergioA dijo...

De Tagore, también.

Cuando nuestros ojos se encontraron,
pensé que iba a hablarte; pero no lo hice.
Y la palabra que yo tenía que decirte se mece día y noche,
como una barca, sobre la ola de cada hora.
La palabra que yo tenía que decirte.

cariños...
SergioA

El Dueño de sus Cajones dijo...

Què se hace con un corazòn que no quiere hablar?

cuidate y gracias por compartir tanto, me gustan tus textos...

Patricio Schmidt dijo...

cotecumplido
una vez mas te has metido adentro del alma de este pobre buscador ciego y le has revuelto su corazon con tu dedo inquieto...

Me pasó, y lo escribí...lo hice guion a los 18 años y nunca, nunca lo filmé, pero lo escribí.
Y fué la ultima vez que me pasó.
pero existió.
crucé la vereda en el momento crucial del encuentro
y me alejé por la calle sabiendo que nunca volveria a verla.
Ella me amaba, lo supe años después
y yo también a ella.

cabellosdefuego dijo...

yo vivía de amores imposibles, en realidad, de un amor imposible. el chico era guapísimo, dulce, y yo, yo sólo era la pendejita ñoña a quien el nunca miró más que como una compañera de juegos de rol.
le escribí cartas y vomité tanta literatura adolescente hasta que, con los sentimientos algo cansados, miré cómo se iba de villarrica, años antes de que yo me fuera de villarrica.

dani dijo...

el silencio suele convertirse en nuestro peor enemigo si es un silencio de miedo, de cobardía.

buenísimo el texto =)

Gabriel dijo...

En viaje y cuando tengo tiempo siempre vuelvo por aca:
a)Como decía un famoso escritor chileno, tienes dos formas de vivir la vida, un como enfermo postrado con heridas en tu cuerpo recostado todo el día en tu cama y evitando que el simple moviente abra las heridas y te provoque dolores inmemoriales o ser el mismo enfermo con llagas pero ser valiente,le vantarse de la cama y gozar la vida, incluyendo el dolor que produce las heridas ...asi es la vida... alegrías y dolor...tal como lo dialecticos quisieron escribirlos...
b)Me encanta volver a saber de ti...
c)Un beso tu hulmilde peregrino...

Sebastián Barros dijo...

si he aprendido algo del amor es q las cosas deben decirse a la cara. aunque duela. el resto es mierda...

muchos saludos!!

La Palo ! dijo...

:'(

jajajaja

gaiia, me haces sufrir con tus letras...

un beso grande

volví a las pistas así por ser jaja

1
2
3
me aborté

Guillermo Carballo dijo...

HOLA!!! Te dejo las llaves para que entres a mi blog, si quieres pasa, te estoy esperando.

El perseguidor dijo...

Me gusto, me parece que tiene un final bastante inesperado que justifica bien su desarrollo. Esta bueno y el blog en general también...

Saludos!!!

FELIPE A . dijo...

buena la historia .... quien no a estado en esa alguna ves ...

creo que todos ...

bueno suerte ..bye

Alexiev dijo...

El amor es un poco así...

http://www.alexiev.com.ar

Santiago Paz dijo...

En un momento me sentí leyendo "Luz roja, luz verde". Pero, a pesar de eso, sigo viendo en tus últimos escritos, esa cosa de intentar decir algo y quedarse con eso: con la intención.

Bueno el cuento. Y también el paseo del sábado.


Beijos.


atte:
Paz

Gentzane dijo...

que buen escrito extenso y son agotar pasare mas seguido

Cote Cumplido dijo...

April's place: ;)


SergioA: Ese no me llegó tanto, la sorpresa fue sólo con el primero que me posteaste. En todo caso, lo disfruto mucho. ¡besos!


el dueño de sus cajones: Si se niega a hablar, no hay nada que hacerle. Ni siquiera me atrevería a decirle cobarde, al fin de cuentas, todos lo hemos sido.


Patricio Schmidt: ¡tanto que se repite! Y nadie le pone fin al mismo círculo vicioso, quizás no queremos, quizas necesitamos que nos pase. Quien sabe. Besos


Cabellosdefuego: Me gustó tu historia, el relato. Vivias de amores imposibles, a veces, creo que yo sigo haciendolo, pero no quiero aceptarlo. ¡besos!


Dani: El silencio sólo acompaña cuando no es incómodo, cuando estás callando por no tener nada más que decir, y no callando lo que deberías decir pero no te atreves.


Gabriel: Y a mi me encanta que vuelvas.
a)Eso me suena a ''El protegido'', la viste?
b)Recíprocamente.
c)De vuelta, querido.


Sebastían Barros: bendita valentía la tuya. Hay cosas que nos obligan a callar, hay cosas que no queremos decir. Lo importante es aprender a hacerlo.


la palo!: No! te prohibo sufrir con esto. jajajaja. Volvió! y donde andaba la niña?


Guillermo Carballo: nah! Las llaves! así de la nada? Pero que confianza ha puesto ud. Me voy a visitarlo. Ahora, tendré que tomarlo por sopresa.


El perseguidor: Gracias por tus comentarios, ;)!!!


Felipe A: sí, aunque es fome saber que uno no vive cosas especiales. La especialidad está en como te lo tomas y lo solucionas.


alexiev: tiene la mala costumbre de haber nacido con tal maña.


Santiago Paz: El misterio, don Santiago. EL misterio, la interpretación personal. Por eso no lo digo todo, para no imponer resultados a nadie. ¡excelente sábado amigo mio!
Nos estamos viendo.


gentzane: Bienvenida! Por favor, vuelva cuando quiera.

cata fernández dijo...

Ahora si puedo postear luego de haber comido.

Tu cuento, al menos el comienzo, me recordó por alguna razón a "Leviatán" de Auster.
Lo leiste?
Porque ahora, luego de leerlo, fui capaz de darme cuenta q hay un personaje en ese libro q me recuerda a ti (Maria Turner, por si lo leíste o alguna vez lo lees)

Porque hay una escena específica de ese cuento que me recuerda el inicio de tu cuento.

Y el final fue raro.
Porque durante todo tu cuento asumí que la mujer estaba enamorada de él (la que relata) y solo cuando lo dijiste al final me di cuenta que lo había asumido sola.

Pero me gustó.
Me empiezan a gustar tus finales abruptos que antes tanto me confundían.

Un abrazo,

BromoLuz dijo...

mejor callar, no se te vaya a ocurrir decírselo con Village!!

saludos

bromi

Carolina dijo...

como que senti cosillas en el estomago,se me pararon los vellos,me encanto,creo que tu eres de mi blogger favoritos.
felicitaciones
besos gorodos

Bat dijo...

Como siempre, un relato que consiguió emocionarme.

Gentzane dijo...

la he linkeado en mi blog personal osea en mi dolce vita jejeje entre tantos uno se pierde cierto jejej saludos gracias por visitar mi blog familiar

matlop dijo...

el amor debería DAR la libertad
el amor es libertad....


un besote
M:

Isidora Cousiño dijo...

"Te apretaba la garganta, tenerla tan cerca y ni siquiera atreverte a rozarla."

Tiritones, varios. Me imagino sus ojos fijos sobre su piel. Un viento frío corriendo y erizando el brazo de ella. Él se maravilla, nunca había visto el proceso completo.

Besos, bello, bello.

Cote Cumplido dijo...

Cata Fernandez: Lástima que no lo he leido, ahora deberé hacerlo con prontitud. ¡me intriga saber quien te recuerda a mí! y sobre todo si es un personaje novelesco, me encanta que encuentren tales semejanzas. Y un gusto leer que ya no te confunden los finales abruptos. ¡besos!


Bromoluz: jajaja aludiendo a las tarjetitas famosas? ¡Jamás! Le quitaría toda la sorpresa, además dudo que existan tarjetas para lo que me gustaría decir. wua! ¡BESOS!


carolina: Es GENIAL cuando uno siente ese tipo de cosas con un relato. ¡gracias! y un honor ser una de tus bloggers favoritas, espero estar a la altura de algo así.


gentzane: ¡eres un amor! Iré a chequear ese espacio.


Matlop: Amor es libertad! Por eso no hay que ocultarlo, no hay que avergonzarse. ¡Hay que decirlo y ser libre por ello! Un beso


Isidora Cousiño Vicuña: wuaaa! me encantó la imagen, me dio cosquillas. ¡¡LINDO!! un beso

Anacleta dijo...

ese ultimo párrafo me fasinó.
Que bueno que puedas escribir así.
Saluditos.

Anacleta dijo...

(...el amor imposible, lo es, debido a que alguien lo hizo asi...)
Quiero que se me grabe...

Joaco Urrutia dijo...

Hace tiempo que un texto no me llegaba tanto. Esa sensacion de verla y no poder decirle todo. De hecho, no decirle nada. Lo peor y mas triste, cuando la ves con otro

Saludos

• • • chikocl [RT]+ dijo...

Son cosas tan sencillas... pero que siento tan cercanas. Si los ojos hablan por uno, los acusan. Entonces pienso que de pronto, no vale de nada callar la boca. Pues puede que la boca que te enfrenta traicione tu tabú y de un beso te robe el secreto.

Saludos!

Cristian Barrueto dijo...

Notable!
Que estilo tienes
Saludos para ti